Información del artículo

Tiempo estimado de lectura

7 minutos

Compartir

Facebook Icon

Citar el artículo

Marcelo Néstor Musa (2018). Batalla de Caseros. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/batalla-de-caseros/). Última edición: abril 2024. Consultado el 21 de julio de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!

Contenidos

Batalla de Caseros

Enfrentamiento armado ocurrido el 3 de febrero de 1852 entre las tropas rosistas de Buenos Aires y el Ejército Grande liderado por Urquiza.

Tabla de contenidos:

Datos

Fecha 3 de febrero de 1852.
Lugar Estancia de la familia Caseros, actual partido de Tres de Febrero, provincia de Buenos Aires.
Beligerantes Buenos Aires vs Ejército Grande (Entre Ríos, Corrientes, Uruguay y Brasil)
Resultado Victoria del Ejército Grande.

¿Qué fue?

Publicidad

La batalla de Caseros fue un enfrentamiento armado que tuvo lugar el 3 de febrero de 1852, en el norte de la provincia de Buenos Aires.

Los bandos que se enfrentaron en esta batalla fueron los siguientes:

  • El Ejército Grande: integrado por tropas de Entre Ríos, Corrientes, Brasil, Uruguay y exiliados unitarios. Estaba al mando del gobernador de Entre Ríos, Justo José de Urquiza, y contaba con unos 28.000 hombres.
  • El ejército federal de la provincia de Buenos Aires: al mando del gobernador porteño Juan Manuel de Rosas. Estaba integrado por unos 22.000 hombres.
Representación de la batalla de Caseros, el 3 de febrero de 1852. Pintura del artista italiano Carlos Penutti. En el centro, montado a caballo, el artista representó a Urquiza dirigiendo el ataque. Al fondo, pueden verse el casco de la estancia de la familia Caseros y el edificio circular de un inmenso palomar.

Representación de la batalla de Caseros, el 3 de febrero de 1852. Pintura del artista italiano Carlos Penutti.

La batalla fue relativamente rápida, ya que empezó hacia las 8 de la mañana y finalizó a primeras horas de la tarde. Concluyó con el triunfo del Ejército Grande y la derrota de Rosas, que resultó herido en la mano derecha. Luego de esta derrota, Rosas renunció a su cargo, embarcó en un buque inglés y se exilió en Gran Bretaña.

Los contemporáneos vieron en Caseros el fin de una época. Esto se debe a que el triunfo de Urquiza abrió el camino hacia la organización constitucional del país, a la que Rosas se había opuesto durante veinte años.

Contexto histórico

La oposición de Rosas a organizar constitucionalmente el país y a permitir la libre navegación de los ríos interiores provocó la reacción de unos de sus aliados, el federal Justo José de Urquiza. El gobernador de Entre Ríos deseaba sancionar una constitución que garantizara la paz interior, permitiera la libre navegación de los ríos y propiciara las relaciones comerciales con los países industrializados de Europa.

Para llevar a cabo ese proyecto, en 1851 Urquiza aceptó la renuncia que Rosas presentaba todos los años al manejo de las relaciones exteriores de la Confederación Argentina.

Previamente a este pronunciamiento, que implicaba una declaración de guerra, Urquiza se había asegurado la alianza del gobernador de la provincia de Corrientes, Benjamín Virasoro, y de los gobiernos del Imperio del Brasil y del Uruguay. También contaba con el apoyo de unitarios que estaban exiliados en Santiago de Chile y Montevideo, como Bartolomé Mitre y Domingo Faustino Sarmiento. Brasil aportó piezas de artillería, su escuadra y concedió a Corrientes y Entre Ríos un préstamo para solventar los gastos bélicos. La garantía de ese préstamo fueron todas las tierras públicas de ambas provincias.

Publicidad, continua debajo

Los aliados conformaron un ejército conjunto de 28.000 hombres, cuyo comandante en jefe fue el propio Urquiza. En Entre Ríos, ultimó los preparativos e invadió la provincia de Santa Fe, que ocupó sin encontrar resistencia. Desde allí pasó a Buenos Aires.

Si bien el resto de las provincias se pronunciaron en contra de Urquiza, tratándolo de «loco, traidor y salvaje unitario», ninguna envió tropas para apoyar a Rosas.

Causas

Las principales causas de la batalla de Caseros fueron las que se señalan a continuación:

  • La oposición de Rosas a organizar constitucionalmente el país, que estaba prevista en el Pacto Federal de 1831.
  • La negativa de Rosas a permitir la libre navegación de los ríos interiores por buques extranjeros y a compartir las recaudaciones de la aduana porteña con las provincias, lo cual perjudicaba los intereses de Entre Ríos.
  • La política de puerto único implementada por Rosas, que obligaba a todos los productos que entraban y salían del país a pasar por la aduana del puerto de Buenos Aires, donde pagaban impuestos.
  • El pronunciamiento de Urquiza, quien en el 1 de mayo de 1851 reasumió la conducción de las relaciones exteriores de la provincia de Entre Ríos, que hasta ese momento estaban delegadas en Rosas.

Consecuencias

Las principales consecuencias de la batalla de Caseros fueron las que se mencionan a continuación:

  • La derrota de Rosas, que renunció a su cargo de gobernador de Buenos Aires y se exilió en Gran Bretaña, donde murió en 1877, a la edad de 84 años.
  • La entrada triunfal de Urquiza en Buenos Aires y su instalación en la que había sido la residencia de Rosas en Palermo. Desde allí inició las tratativas y negociaciones que le permitieron reunir a todos los gobernadores en San Nicolás de los Arroyos.
  • La ejecución de reconocidos miembros de la Mazorca, la policía política de Rosas, entre ellos Ciriaco Cuitiño y Leandro Antonio Alén, padre del fundador de la Unión Cívica Radical (UCR).
  • El establecimiento de la libre navegación de los ríos interiores, que favoreció a Entre Ríos, Uruguay, Brasil y Corrientes, pero también a Paraguay, que no había querido comprometerse en la alianza anti rosista.
  • El inicio de una etapa de transición del aislacionismo rosista a la inserción de la Argentina en los mercados mundiales como exportadora de materias primas y como importadora de productos industrializados, capitales y mano de obra.
  • El disgusto de los dirigentes liberales porteños por la prolongada permanencia de Urquiza en Buenos Aires, por el lugar de preeminencia que se auto atribuía, y por la obligación que estableció de portar la divisa punzó, símbolo del federalismo. Este disgusto pronto se tradujo en la ruptura abierta de la confluencia de intereses entre el liberalismo porteño y los terratenientes y comerciantes del Litoral a los que representaba Urquiza, y fue el prólogo de la secesión de Buenos Aires.

Protagonistas

Entre los principales protagonistas de la batalla de Caseros se destacan los siguientes:

  • Juan Manuel de Rosas (1793-1877): político y hacendado porteño que gobernó dos veces la provincia de Buenos Aires. Dirigió la política exterior de la Confederación Argentina entre 1835 y 1851. Luego de ser derrotado en Caseros, se exilió en Gran Bretaña, donde murió en 1877.
  • Martiniano Chilavert (1798-1852): militar argentino de destacada participación en la guerra del Brasil y en las guerras civiles entre unitarios y federales. Al finalizar la batalla, de Caseros fue tomado prisionero y llevado ante Urquiza, que ordenó que lo fusilaran por la espalda. En el sitio de fusilamiento, Chilavert intentó derribar a quienes lo arrastraban, pero fue ultimado a bayonetazos y golpes de culata.
  • Justo José de Urquiza (1801-1870): militar y político argentino. Fue varias veces gobernador de la provincia de Entre Ríos, líder de los federales y presidente de la Confederación Argentina entre 1854 y 1860. En 1852 lideró el Ejército Grande, con el que derrotó a Rosas en la batalla de Caseros. Al año siguiente convocó un Congreso Constituyente que sancionó la Constitución Nacional de 1853.
  • Hilario Lagos (1806-1860): militar argentino de ideas federales que luchó contras las fuerzas de Lavalle en 1840. En 1851 Rosas lo puso al frente de la vanguardia del ejército federal, siendo derrotado en el combate de Campos de Álvarez, al sur del río Luján. Tres días después luchó Caseros como jefe de una de las divisiones de la caballería porteña.
  • Benjamín Virasoro (1812-1897): militar argentino que militó en el partido federal. Fue gobernador de la provincia de Corrientes entre 1847 y 1852. Participó en la batalla de Caseros como jefe del Estado Mayor de Urquiza. Meses después fue depuesto del cargo de gobernador por una revolución que lo reemplazó por Juan Gregorio Pujol.
Bibliografía:
  • Fraga, Rosendo. ¿Qué hubiera pasado si…?. Buenos Aires, Ediciones B. 2016.
  • Pigna, Felipe. Los mitos de la historia argentina 2. Buenos Aires, Planeta. 2005.
  • O´Donnell, Mario. Juan Manuel de Rosas. Buenos Aires, Planeta. 2001.
  • Ternavasio, Marcela. Historia de la Argentina, 1806-1852. Buenos Aires, Siglo XXI. 2009.

Compartir:
Facebook Icon
Acerca del autor:

Profesor en Enseñanza Media y Superior en Historia (Universidad de Buenos Aires). Autor, editor y coordinador de contenidos editoriales.

Citar este artículo:

Al citar este artículo, reconoces la autoría original, previenes plagios y brindas a tus lectores la posibilidad de acceder a las fuentes originales para obtener más información o verificar datos.

Marcelo Néstor Musa (2018). Batalla de Caseros. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/batalla-de-caseros/). Última edición: abril 2024. Consultado el 21 de julio de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!
¡Enlace copiado a portapapeles!