Información del artículo

Tiempo estimado de lectura

6 minutos

Compartir

Facebook Icon

Citar el artículo

Marcelo Néstor Musa (2019). Ejército trigarante. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/ejercito-trigarante/). Última edición: abril 2024. Consultado el 24 de julio de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!

Contenidos

Ejército trigarante

Cuerpo militar formado por la unión de tropas realistas e insurgentes para luchar por la Independencia de México.

Tabla de contenidos:

¿Qué fue?

Publicidad

El Ejército Trigarante, o ejército de las tres garantías, fue un cuerpo militar formado en 1821 en el Virreinato de Nueva España.

Se lo llama así porque defendía tres garantías: la Independencia de México, la unión de realistas e insurgentes y la vigencia irrestricta de la religión católica.

Este cuerpo militar estaba integrado por:

El abrazo de Acatempan entre Iturbide y Guerrero, pintura realizada por artista mexicano Román Sagredo.

El abrazo de Acatempan entre Iturbide y Guerrero, pintura realizada por artista mexicano Román Sagredo.

El Ejército Trigarante se formó el 24 de febrero de 1821, luego del Abrazo de Acatempan entre Iturbide y Guerrero, y la proclamación del Plan de Iguala, que proponía terminar con la guerra entre realistas e insurgentes. Su entrada triunfal en la ciudad de México significó el fin de la lucha armada y la consagración de la Independencia de México.

Antecedentes

Luego del fusilamiento de José María Morelos, el 22 de septiembre de 1815, los insurgentes mexicanos se dispersaron por distintas zonas del Virreinato de Nueva España.

En septiembre de 1816 el virrey Apodaca decidió indultar a todos los que depusieran las armas. La mayoría de los líderes insurgentes aceptaron el perdón virreinal. Solo se negaron a capitular Vicente Guerrero, Guadalupe Victoria, Pedro Moreno, Leona Vicario y Andrés Quintana Roo. Gracias a esta política de apaciguamiento, Nueva España vivió una etapa de tranquilidad hasta fines de 1819.

El 1 de enero de 1820, el coronel Rafael de Riego, quien formaba parte de una expedición que partía desde Cádiz hacia América, se levantó en armas y exigió que el rey Fernando VII jurara la Constitución de Cádiz, que había estado vigente entre 1812 y 1814.

Publicidad, continua debajo

Cuando esta noticia llegó a Nueva España, el virrey Apodaca proclamó su adhesión a la Constitución española de 1812. Esta decisión tomó por sorpresa al clero, los terratenientes y los altos mandos militares, quienes temieron perder sus privilegios y comenzaron a pensar en la conveniencia de emancipar a México de una España liberal.

Cuando Guerrero se enteró de lo sucedido, intentó convencer al comandante realista que lo combatía, el coronel José Gabriel de Armijo, de que se uniera al movimiento insurgente, pero éste se negó. En noviembre, el virrey Apodaca decidió reemplazar a Armijo por Iturbide y le dio órdenes de que encontrara al ejército insurgente y lo destruyera.

Durante la búsqueda de los insurgentes, Iturbide intercambió cartas con Guerrero pidiéndole que depusiera las armas; pero éste se negó aduciendo que Iturbide debía adherir a la causa de la independencia.

Tras varios encuentros militares favorables a los insurgentes, Iturbide y Guerrero se encontraron en Acatempan, el 10 de febrero de 1821. Luego de un breve diálogo, los jefes se abrazaron y sellaron la reconciliación de ambos bandos. Esa paz, seguida de la proclamación del Plan de Iguala, fue el origen del Ejército Trigarante.

Objetivos y logros

Entrada triunfal del Ejército Trigarante en Ciudad de México, el 27 de septiembre de 1821.

Entrada triunfal del Ejército Trigarante en Ciudad de México, el 27 de septiembre de 1821.

Este ejército fue creado con el fin de recorrer el territorio de Nueva España para dar a conocer el Plan de Iguala, defender las tres garantías (independencia, unión y catolicismo) e instar a los realistas que aun combatían a que depusieran las armas.

A poco de iniciar su marcha, el Ejército Trigarante logró la adhesión de jefes insurgentes que se habían retirado de la lucha, como Nicolás Bravo e Ignacio López Rayón, y de Guadalupe Victoria, que se había refugiado en las sierras de Veracruz.

Algunos jefes realistas adhirieron al Plan de Iguala y se sumaron al ejército de las tres garantías. Pero otros se negaron a hacerlo y fue necesario combatirlos para obligarlos a capitular.

Cuando el virrey se enteró del contenido del Plan de Iguala, envió tropas contra Iturbide, pero estas fuerzas no pudieron evitar que el Ejército Trigarante fuera tomando las principales ciudades de Nueva España.

A mediados de 1821, Apodaca fue reemplazado por Juan O’Donojú, que ejerció el cargo de jefe político supremo de Nueva España. El 24 de agosto, Iturbide se entrevistó con él en la ciudad de Córdoba y le hizo comprender que la causa realista ya estaba perdida. Ambos suscribieron los Tratados de Córdoba, que dieron fin a la Guerra de Independencia y que reconocían la soberanía de México.

Finalmente, el 27 de septiembre de 1821, el Ejército Trigarante, integrado por unos 16.000 hombres, entró en la ciudad de México. Fue recibido con gran alegría por la mayor parte de la población, que lucía los colores verde, blanco y rojo, que eran los de la bandera del Ejército Trigarante.

Integrantes

Algunos de los principales integrantes del ejército de las tres garantías fueron:

  • Vicente Ramón Guerrero Saldaña (1782-1831): político mexicano que sostuvo el proyecto independentista durante diez años con la famosa frase «La Patria es primero». Fue uno de los protagonistas del Abrazo de Acatempan, que selló la reconciliación entre insurgentes y realistas.
  • Agustín Cosme Damián de Iturbide y Arámburu (1783-1824): político y militar mexicano que formó parte del ejército realista y combatió a los insurgentes. En 1821 pactó el fin de la guerra con Vicente Guerrero, proclamó el Plan de Iguala y firmó los Tratados de Córdoba. Fue proclamado emperador de México en 1822, pero luego fue derrocado y tuvo que exiliarse en Europa.
  • Anastasio Bustamante (1780-1853): político y militar mexicano, que sirvió en las filas del ejército realista de Nueva España. Luego de adherir al Plan de Iguala, tomó la ciudad de Guanajuato, donde hizo descolgar los cráneos de Hidalgo, Allende y Aldama para darles sepultura.
  • Guadalupe Victoria (1786-1843): político y militar independentista que luchó por la Independencia de México desde 1810. Se unió al Ejército Trigarante en 1821.
Bibliografía:
  • Chinchilla, Perla. Del Plan de Iguala a los Tratados de Córdoba. México, Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México. 2021.
  • Velázquez, Rogelio. Historia de México. Ciudad de México, Editorial Castillo. 2000.

Compartir:
Facebook Icon
Acerca del autor:

Profesor en Enseñanza Media y Superior en Historia (Universidad de Buenos Aires). Autor, editor y coordinador de contenidos editoriales.

Citar este artículo:

Al citar este artículo, reconoces la autoría original, previenes plagios y brindas a tus lectores la posibilidad de acceder a las fuentes originales para obtener más información o verificar datos.

Marcelo Néstor Musa (2019). Ejército trigarante. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/ejercito-trigarante/). Última edición: abril 2024. Consultado el 24 de julio de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!
¡Enlace copiado a portapapeles!