Información del artículo

Tiempo estimado de lectura

7 minutos

Compartir

Facebook Icon

Citar el artículo

Paola Maurizio (2021). Virreinato de Nueva España. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/virreinato-de-nueva-espana/). Última edición: junio 2021. Consultado el 23 de mayo de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!

Contenidos

Virreinato de Nueva España

Una de las unidades territoriales en las que la Corona española dividió su posesiones en América a partir de la conquista.

7m
·
Tabla de contenidos:

¿Qué fue?

Publicidad

El Virreinato de Nueva España fue una de las unidades territoriales en las que la Corona española dividió sus posesiones en América a partir de la conquista.

Luego de la conquista de México por parte de Hernán Cortés, la corona española consideró necesario organizar la administración de un territorio de enorme extensión, habitado por numerosos etnias y muy codiciado por los conquistadores a causa de sus riquezas.

En un primer momento, se hizo cargo del gobierno el mismo Cortés y en 1527 se estableció la Real Audiencia de México, que fue el primer organismo de gobierno y el antecedente directo del virreinato.

Creado en 1535, fue regularizado e institucionalizado mediante las Leyes Nuevas de 1542 que crearon también el Virreinato del Perú. Su primer virrey fue Antonio de Mendoza (1535-1549).

El Virreinato de Nueva España perduró hasta la declaración de la Independencia de México, en 1821. A lo largo de los 300 años de español, gobernaron el virreinato 63 virreyes provenientes de la nobleza castellana.

Extensión

A fines del siglo XVIII, cuando alcanzó su máxima extensión, el Virreinato de Nueva España abarcaba territorios en América del Norte, Centroamérica, el Caribe y las Filipinas.

Ubicación del Virreinato de Nueva España.

Ubicación del Virreinato de Nueva España.

Características

Entre las características del Virreinato de Nueva España, se pueden mencionar las siguientes:

Publicidad, continua debajo
  • Su capital era la ciudad de México fundada sobre las ruinas de Tenochtitlán, la antigua capital azteca.
  • El territorio tenía una compleja organización compuesta por reinos y capitanías:
    • Los reinos fueron los siguientes:
      • Nuevo México
      • Nueva Galicia (1531).
      • Nueva Vizcaya (1562).
      • Nuevo Reino de León (1569).
      • Santa Fe de Nuevo México (1598).
      • Nueva Extremadura (1674).
      • Nuevo Santander (1746).
    • Las capitanías del virreinato fueron:
      • Capitanía General de Santo Domingo (1535).
      • Capitanía General de Guatemala (1540).
      • Capitanía General de Yucatán (1565).
      • Capitanía General de las Filipinas (1574).
      • Capitanía General de Puerto Rico (1582).
      • Capitanía General de Cuba (1777).
  • La extensión del territorio fue variando a lo largo del tiempo a medida que se incorporaban otras regiones ya sea por conquista o negociación, como sucedió con las islas Filipinas a mediados del siglo XVI y la Louisiana, en el siglo XVIII.
  • Estaba gobernado por un virrey que tenía amplias atribuciones y era el representante directo del rey.
  • La corte virreinal mexicana compartía las características y costumbres de las cortes europeas. Contaba con numerosos cortesanos y se vivía en un ambiente de lujoso ceremonial.
  • El virreinato fue un centro de difusión de la cultura europea a través de numerosos colegios, bibliotecas y casas de estudios. En 1539 se estableció una imprenta y en 1551 la Real y Pontificia Universidad de México que, junto con la Universidad de San Marcos en Perú y la de Santo Domingo fueron las primeras universidades americanas.
  • En 1781, se fundó en la ciudad de México la Real Academia de San Carlos de las Nobles Artes de la Nueva España, que fue la primera academia de artes que funcionó en América.

Organización política

Retrato de Juan Antonio de Mendoza y Pacheco, primer virrey de Nueva España.

Retrato de Juan Antonio de Mendoza y Pacheco, primer virrey de Nueva España.

La máxima autoridad el virreinato era el virrey quien ostentaba además los cargos de capitán general, superintendente de la Real Hacienda, vicepatrono de la Iglesia y presidente de la Real Audiencia de México. Así, además del poder ejecutivo, concentraba en su persona el poder judicial, económico y eclesiástico. Duraba en su cargo unos 6 años, aunque esto era viaruable. Al finalizar sus funciones era sometido a un juicio de residencia en España para evaluar su desempeño.

Las instituciones encargadas de velar por el cumplimiento de las leyes eran las Audiencias. Estas eran un cuerpo colegiado de magistrados, integrado por un presidente y 4 funcionarios llamados oidores quienes no tenían límite de permanencia en el cargo.

Durante el siglo XVI, las audiencias fundadas en el Virreinato de Nueva España fueron Santo Domingo (1511), México (1527), Guatemala (1543) y Guadalajara (1548). El virrey era su presidente, pero el funcionamiento general dependía del Consejo de Indias.

Los reinos o gobernaciones eran regidos por un gobernador, y las capitanías, por un capitán general que eran designados por el Consejo de Indias. A partir de las Reformas borbónicas, estas unidades se reemplazaron por intendencias.

Otras autoridades eran los visitadores. Estos eran enviados directamente por el rey o por el Consejo de Indias en caso de conflictos o para controlar el cumplimento de las ordenes reales e imponer sanciones.

La Iglesia, con el control del virrey, administraba los asuntos religiosos, la educación y las instituciones de beneficencia.

Las ciudades se gobernaban a través del cabildo municipal integrado por un alcalde y hasta 12 regidores electos anualmente entre los vecinos.

Sociedad

Pintura de castas. Este género de pinturas, muy popular en la época, describía los mestizajes entre los distintos grupos sociales.

Pintura de castas. Este género de pinturas, muy popular en la época, describía los mestizajes entre los distintos grupos sociales.

El virreinato estaba conformado por una sociedad multiétnica dividida en castas de acuerdo con el origen familiar, el color de la piel y la fortuna de las personas.

El lugar más alto en la escala social lo ocupaban los españoles blancos y sus hijos criollos. En los inicios de la conquista, la aristocracia indígena también ocupó un lugar de privilegio, pero luego, a partir del mestizaje con la nobleza española, tendió a desaparecer.

Los lugares más bajos en la escala social lo ocupaban los indígenas, los esclavos africanos y los mestizos que, por su parte, tenían diferente jerarquía social de acuerdo con su origen.

En las áreas rurales los indígenas fueron reducidos en los llamados “pueblos de indios” o “repúblicas de indios” donde, aunque tenían sus propias autoridades, estaban bajo el control español y eran evangelizados.

Economía

Las principales actividades económicas del virreinato fueron la minería y el comercio.

La actividad minera más importante era la extracción de oro, plata y cobre. En torno de las grandes minas se desarrollaron ciudades prósperas como Zacatecas, Guanajuato, Pachuca, San Luis Potosí o Taxco que funcionaron como centros de actividad económica.

Hasta las Reformas borbónicas, el comercio se regía mediante el sistema del monopolio comercial controlado por la Casa de Contratación de Sevilla. De acuerdo con este sistema, periódicamente llegaban al puerto de Veracruz, en el Golfo de México, los convoyes de naves que llevaban a América las mercaderías europeas y regresaban a España con los metales preciosos y otros productos americanos. A partir de las Reformas se habilitó el comercio entre los virreinatos, así como nuevos puertos para la entrada y salida de mercaderías.

Otro circuito comercial se había establecido a través de las Filipinas y organizaba el comercio de España con China con la flota conocida como el Galeón de Manila que atracaba en el puerto de Acapulco.

Las actividades agrícolas también eran importantes. La mayor parte del producto era para consumo interno, especialmente para proveer de alimentos a las grandes áreas mineras. Algunos productos como el cacao, el azúcar, la vainilla, el añil y la cochinilla se enviaban a España.

Bibliografía:
  • AA. VV., Historia Universal. 14. Civilizaciones precolombinas y conquista de América. Lima, Salvat-La Nación. 2005.
  • Bethell, Leslie (ed.), Historia de América Latina. 2. América latina colonial: Europa y América en los siglos XVI, XVII y XVIII. Barcelona, Crítica-Grijalbo Mondadori. 2003.
  • Gerhard, Peter. Geografía histórica de la Nueva España, 1519-1821. México, Universidad Nacional Autónoma de México, 2001.
  • León-Portilla, Miguel (ed). Historia documental de México 1. México, Universidad Nacional Autónoma de México, Instituto de Investigaciones Históricas. 2013.

Compartir:
Facebook Icon
Acerca del autor:

Licenciada en Gestión e Historia de las Artes, Editora. Autora y editora de contenidos educativos y de divulgación.

Citar este artículo:

Al citar este artículo, reconoces la autoría original, previenes plagios y brindas a tus lectores la posibilidad de acceder a las fuentes originales para obtener más información o verificar datos.

Paola Maurizio (2021). Virreinato de Nueva España. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/virreinato-de-nueva-espana/). Última edición: junio 2021. Consultado el 23 de mayo de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!
¡Enlace copiado a portapapeles!