Información del artículo

Tiempo estimado de lectura

6 minutos

Compartir

Facebook Icon

Citar el artículo

Editorial Grudemi (2019). Nazismo. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/nazismo/). Última edición: noviembre 2019. Consultado el 16 de abril de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!

Enciclopedia de Historia ahora forma parte de la Enciclopedia Iberoamericana. Puedes encontrar todos los contenidos y más en nuestro nuevo sitio.

Contenidos

Nazismo

Ideología política surgida en Alemania, luego de la Primera Guerra Mundial.

Tabla de contenidos:

¿Qué fue el nazismo?

Publicidad

El nazismo, también llamado nacionalsocialismo o Partido Nazi, fue una ideología política surgida en Alemania luego de la Primera Guerra Mundial. Simultáneamente, el fascismo cobraba fuerza en Italia, Rumania, Bulgaria, España, Portugal y otros países de Europa.

El creador y principal dirigente del nazismo fue Adolf Hitler, quien gobernó el Estado alemán desde 1933 hasta 1945.

Esta ideología de extrema derecha rechazaba tanto la democracia liberal como los regímenes socialistas de partido único, basados en el marxismo. Además, afirmaba la superioridad de la raza aria y su derecho a gobernar el mundo.

Fotografía de Adolf Hitler, líder del nazismo.

Fotografía de Adolf Hitler, líder del nazismo.

El símbolo del nazismo era la cruz esvástica y sus métodos totalitarios de gobierno incluyeron la violencia callejera, la persecución de los dirigentes opositores, la discriminación de las minorías y diversos conflictos armados con países vecinos.

Asimismo, se considera al nazismo como el principal responsable de que se desencadenara la Segunda Guerra Mundial.

Características

Las principales características del nazismo fueron las siguientes:

El régimen nazi fomentaba los desfiles militares y de diversos sectores de la sociedad (estudiantes, trabajadores, etc.) para mostrar el orden y la disciplina del pueblo alemán y su adhesión ciega e incondicional a Hitler.

El régimen nazi fomentaba los desfiles militares y de diversos sectores de la sociedad.

  • Concentró todos los resortes del Estado en una sola persona, Adolf Hitler, caracterizado como líder único e infalible, que exigía la obediencia absoluta de sus subordinados. Por esa razón se lo considera un movimiento totalitario y autoritario en el que el poder emana del líder y no del pueblo.
  • Rechazó el sistema democrático, proclamó al Partido Nazi como el único de Alemania y persiguió y reprimió a los opositores.
  • Sostenía ideas racistas que pretendían la superioridad de la raza aria y la inferioridad de todas las demás. Esto dio lugar al culto de la fuerza y condujo a la eliminación de las minorías étnicas y a la implementación de métodos de control reproductivo para «perfeccionar» la raza aria.
  • Defendió el pangermanismo, que fomentaba la unión política y cultural de todos los pueblos de origen germánico.
  • Implementó políticas imperialistas y expansionistas, que promovieron la conquista de territorios en busca de un espacio vital que asegurara la provisión de combustibles y materias primas a la Alemania de entreguerras.
  • Manipuló los medios de comunicación y la educación para obtener el apoyo popular. Las propagandas en cine, radio, diarios y televisión jugaron un rol fundamental en la estrategia del nazismo para difundir su ideología. La finalidad de este control era mantener aglutinado al pueblo alemán en torno a ciertos objetivos, como vengar la derrota en la Primera Guerra Mundial, abolir el Tratado de Versalles, hacer de Alemania la primera potencia mundial y mantener la pureza de la raza aria.

Origen y surgimiento

La primera expresión política del nazismo fue el Partido Obrero Alemán (DAP), fundado por Anton Drexler el 5 de enero de 1919. Hitler se unió a esta agrupación en julio de ese año y en poco tiempo se transformó en el líder indiscutido del rebautizado Partido Nacional Socialista Obrero Alemán (NSDAP).

Publicidad, continua debajo

Adolf Hitler había nacido en Austria, en 1889, y combatido como soldado (ascendido a cabo) durante la Primera Guerra Mundial. En 1923, Hitler intentó tomar el poder por la fuerza, pero el fracaso de su golpe de Estado lo llevó a pasar once meses en prisión. Allí escribió Mi lucha, una obra en la que clarificó la ideología del nazismo y expuso sus proyectos antisemitas, anticomunistas y pangermanistas.

Luego de recuperar la libertad, Hitler condujo el ascenso del partido hasta ganar las elecciones de 1933. Accedió así al cargo de canciller de Alemania, con facultades similares a las de un primer ministro. Una vez en el poder, clausuró el Parlamento y estableció una dictadura que puso un fin a la República de Weimar, vigente desde 1918.

Causas

Las principales causas del surgimiento del nazismo fueron las siguientes:

  • La derrota de Alemania en la Primera Guerra Mundial, que dejó al país inmerso en una grave crisis económica, política y social.
  • Las excesivas sanciones impuestas a Alemania por el Tratado de Versalles, en concepto de reparaciones de guerra.
  • La Gran Depresión, que siguió a la crisis económica de 1929 y paralizó la economía alemana, dejando millones de desocupados y sumiendo a gran parte de la población en la desesperación y la pobreza.
  • El aumento de popularidad del fascismo que, frente a la crisis económica y social, las huelgas y protestas callejeras, aparecía como un movimiento capaz de restaurar el orden político y social.

Consecuencias

Las principales consecuencias del ascenso del nazismo al poder fueron:

  • La sanción de las Leyes de Núremberg, una serie de disposiciones de carácter racista y antisemita adoptadas en 1935, que consagraron la discriminación legal de los judíos y su apartamiento de la sociedad alemana.
  • El aumento del poderío militar y las pretensiones expansionistas del gobierno de Hitler, que dieron lugar al estallido de la Segunda Guerra Mundial, en 1939.
  • El asesinato de millones de personas (judíos, gitanos, homosexuales, testigos de Jehová y otras minorías) en los campos de concentración y extermino montados por el régimen nazi durante la guerra. Los principales responsables de esos crímenes de lesa humanidad fueron juzgados y condenados a muerte o cadena perpetua en los Juicios de Núremberg, llevados a cabo entre 1945 y 1946.
  • La ocupación militar de Alemania por las tropas de los Aliados, que derivó en la división del país en dos Estados, uno capitalista y otro socialista. En Berlín, la capital de Alemania Oriental, se construyó en 1961 el muro de Berlín para dividir la parte oriental de la ciudad de la occidental.
  • Luego de las muertes de Hitler y Mussolini, en 1945, el fascismo perdió popularidad y se transformó, tanto en Italia como en Alemania, en un movimiento político minoritario. A pesar de ello, en la actualidad existen diversos partidos neo nazis de Europa que reivindican la figura de Hitler, niegan el Holocausto y pretenden revitalizar el nazismo para volver al poder.
Bibliografía:
  • Arendt, Hannah. Los orígenes del totalitarismo. Madrid, Taurus. 1974.
  • Toland, John. Adolf Hitler. Buenos Aires, Atlántida. 1977.
  • Weber, Thomas. La primera guerra de Hitler. Madrid, Taurus. 2012.

Compartir:
Facebook Icon
Citar este artículo:

Al citar este artículo, reconoces la autoría original, previenes plagios y brindas a tus lectores la posibilidad de acceder a las fuentes originales para obtener más información o verificar datos.

Editorial Grudemi (2019). Nazismo. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/nazismo/). Última edición: noviembre 2019. Consultado el 16 de abril de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!
¡Enlace copiado a portapapeles!