Información del artículo

Tiempo estimado de lectura

6 minutos

Compartir

Facebook Icon

Citar el artículo

Marcelo Néstor Musa (2023). Causas de la Primera Guerra Mundial. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/causas-de-la-primera-guerra-mundial/). Última edición: julio 2023. Consultado el 20 de junio de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!

Contenidos

Causas de la Primera Guerra Mundial

Hechos y procesos que desencadenaron la llamada «Gran Guerra»

Tabla de contenidos:

¿A qué se llama causas de la Primera Guerra Mundial?

Publicidad

Se denomina causas de la Primera Guerra Mundial a los hechos y procesos que desencadenaron el conflicto bélico entre la Triple Alianza y la Triple Entente. Ese enfrentamiento tuvo lugar entre 1914 y 1918, a principios del siglo XX.

Las causas de la “Gran Guerra” se fueron engendrando durante la belle époque, período de la historia europea que se extiende entre 1871 y 1913. Fueron varios procesos simultáneos que se entretejieron entre sí hasta desembocar en el atentado de Sarajevo, que fue el detonante de la guerra.

¿Cuáles fueron las causas de la Primera Guerra Mundial?

Las causas de la Primera Guerra Mundial comenzaron a gestarse luego del fin de la guerra franco-prusiana, en 1871.

Las más importantes fueron la rivalidad entre Francia y el Imperio alemán; la propagación de ideologías nacionalistas; la disputa imperialista por el reparto de Asía, África y Oceanía; la competencia armamentística entre las grandes potencias; la desestabilización política de la región de los Balcanes, debido a la decadencia del Imperio otomano; las aspiraciones independentistas de los pueblos sometidos al dominio del Imperio austro-húngaro; y las ambiciones de los dirigentes del Imperio ruso, que deseaban obtener una salida al mar Mediterráneo a través de los Dardanelos.

1. Rivalidad entre la Tercera República Francesa y el Imperio alemán

Comenzó a perfilarse luego la firma de la Paz Fráncfort, en 1871, que impuso a Francia el pago de indemnizaciones de guerra y la entrega de Alsacia y Lorena al recién constituido Imperio alemán.

Desde entonces los franceses se propusieron recuperar las provincias perdidas y blindarse ante la formación de la Triple Alianza, un bloque de países que desde 1882 amenazó sus fronteras orientales.

Esa necesidad llevó al servicio exterior francés a tejer alianzas con rusos y británicos para amenazar por dos frentes simultáneos al Imperio alemán y sus aliados. Esas negociaciones tuvieron éxito y su corolario fue la constitución de la Triple Entente en 1907.

Publicidad, continua debajo

Desde entonces la rivalidad política, militar y diplomática entre la Triple Alianza y la Triple Entente fue in crescendo y terminó siendo una de las principales causas del inicio de la Primera Guerra Mundial.

2. Auge de las ideologías nacionalistas

A fines del siglo XIX se extendieron en Europa ideologías nacionalistas que exacerbaban la superioridad de un pueblo o nación en particular por sobre otros, a los que se consideraba inferiores o menos desarrollados.

El auge de esas ideologías llevó a los dirigentes europeos de la época a querer ejercer una posición hegemónica en el concierto de las naciones y a aspirar a constituir amplios imperios coloniales.

En el caso del nacionalismo francés, no cesó de alentar el revanchismo contra los alemanes y la recuperación de Alsacia y Lorena.

3. Disputa por el reparto de Asia, África y Oceanía

La competencia por hacerse de colonias en África, Oceanía y el sudeste asiático tuvo su origen en el deseo de las grandes potencias europeas de explotar mano de obra barata con el fin de obtener materias primas para su producción industrial y alimentos para su población.

Esa competencia se dio en el contexto del imperialismo europeo de fines del siglo XIX y principios del XX y tuvo como consecuencia roces y tensiones entre las grandes potencias por el reparto colonial.

4. Competencia armamentista entre las grandes potencias

La carrera armamentística se desarrolló en el contexto de los grandes adelantos científicos y tecnológicos que acompañaron a la Segunda Revolución Industrial.

En ese contexto, las principales potencias europeas se propusieron estar a la vanguardia de los avances en tecnología bélica y probarlos en los campos de batalla. Entre esas innovaciones, las más importantes fueron tanques, submarinos, aviones, gases venenosos, lanzallamas, granadas y ametralladoras. Esos armamentos jugarían un rol determinante durante la guerra.

5. Desestabilización política de la región de los Balcanes

La inestabilidad política en la región de los Balcanes tuvo su origen en la decadencia del Imperio otomano, que a fines del siglo XIX era conocido como “el hombre enfermo de Europa”.

Esa inestabilidad se agravó debido a la política expansionista del Imperio austrohúngaro, que deseaba extender su influencia en los Balcanes; y a las pretensiones de Grecia, Rumania, Bulgaria y Montenegro, que deseaban extender sus pequeños territorios a costa del Imperio turco.

La intromisión en la región del Imperio ruso, que promovió la unión política, religiosa y cultural de todos los pueblos eslavos (el llamado “paneslavismo”) alarmó a los austríacos y los dirigentes de Europa Occidental, que temían que los rusos se aprovecharan del colapso del Imperio otomano para hacerse de un acceso directo al mar Mediterráneo.

6. El atentado de Sarajevo

Fue llevado a cabo por Gavrilo Princip, un serbio bosnio que estaba relacionado con la Mano Negra, una organización secreta que había sido formada por miembros del ejército serbio en 1911. Estos nacionalistas pretendían terminar con la influencia austríaca en los Balcanes y extender el territorio del Reino de Serbia.

Las víctimas del atentado fueron el heredero al trono del Imperio austrohúngaro, el archiduque Francisco Fernando, y su esposa la duquesa Sofía, que visitaban la ciudad de Sarajevo, habitada por serbios, bosnios y turcos.

Luego del atentado, el Imperio austrohúngaro responsabilizó a Serbia por los asesinatos y le declaró la guerra. El Imperio ruso apoyó a los serbios y movilizó sus tropas para atacar a los austrohúngaros.

A partir de entonces se activaron las alianzas políticas y militares formadas en los años previos y unos a otros se fueron declarando la guerra, hasta que ésta adquirió dimensiones mundiales.

Francisco Fernando y Sofía Chotek

Francisco Fernando y Sofía Chotek von Chotkowa abandonando el ayuntamiento de Sarajevo, poco antes del atentado que acabó con sus vidas.

Bibliografía:
  • Hobsbawm, Eric. Naciones y nacionalismos desde 1780. Buenos Aires, Crítica, 1998.
  • Lario, Ángeles (coord.). Historia contemporánea universal. Del surgimiento del Estado contemporáneo a la Primera Guerra Mundial. Madrid, Alianza Editorial, 2014.
  • Miralles, Ricardo. Equilibrio, hegemonía y reparto: las relaciones internacionales entre 1870 y 1945. Madrid, Síntesis, 1996.

Compartir:
Facebook Icon
Acerca del autor:

Profesor en Enseñanza Media y Superior en Historia (Universidad de Buenos Aires). Autor, editor y coordinador de contenidos editoriales.

Citar este artículo:

Al citar este artículo, reconoces la autoría original, previenes plagios y brindas a tus lectores la posibilidad de acceder a las fuentes originales para obtener más información o verificar datos.

Marcelo Néstor Musa (2023). Causas de la Primera Guerra Mundial. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/causas-de-la-primera-guerra-mundial/). Última edición: julio 2023. Consultado el 20 de junio de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!
¡Enlace copiado a portapapeles!