Información del artículo

Fecha de publicación

marzo 23, 2022

Última edición

marzo 23, 2022

Tiempo estimado de lectura

6 minutos

Compartir

Facebook Icon

Citar el artículo

Editorial Grudemi (2022). Parásitos. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/parasitos/). Última edición: marzo 2022. Consultado el 28 de mayo de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!

Contenidos

Parásitos

Organismos que habitan sobre o dentro de otro ser vivo.

Tabla de contenidos:

Definición

Publicidad

Los parásitos son organismos que habitan sobre o dentro de otro ser vivo, denominado hospedador, y que dependen de ese hospedador para alimentarse al menos en una parte de su ciclo de vida. La relación que se establece entre el parásito y su hospedador se llama parasitismo.

Si bien los parásitos pertenecen al grupo de los organismos depredadores, no se los considera “verdaderos depredadores”, ya que los ataques a los hospedadores son nocivos, pero rara vez letales. En otras palabras, el “buen parásito” no elimina a su hospedador, ya que éste es su medio de vida y si su ataque fuera letal, moriría con la víctima.

Existen otras definiciones de parásitos, en las que principalmente se pone en duda la existencia de daño al hospedador.

Los parasitólogos lo definen haciendo hincapié en la relación parásito – hospedador como “intimidad de asociación”, pero no hacen referencia alguna al daño. Los ecólogos, por su parte, subrayan la dependencia del parásito con respecto al huésped en cuanto a la regulación de su ambiente y tampoco hacen referencia al posible daño.

Y es que el concepto de daño no estaría ligado directamente al parasitismo, ya que existen relaciones en las que, o bien la carga de parásitos no es suficiente para afectar significativamente la salud del hospedador, o bien el estado de salud del hospedador es lo suficientemente bueno para soportar una determinada carga de parásitos sin verse afectado. En ambos casos, se habla entonces de una relación de comensalismo, en la que el parásito es el comensal, en lugar de depredador y coo en toda relación de comensalismo, resulta beneficiado, sin que el hospedador se vea dañado ni beneficiado.

En cuanto al tipo de alimentación de los parásitos, podrían considerarse organismos selectivos o especialistas. Al haber coevolucionado con sus hospedadores se han especializado, o bien en un grupo de hospedadores, por ejemplo, roedores, o bien en determinados órganos o tejidos.

Existen muchos ejemplos de parásitos, algunos ampliamente conocidos como pueden ser las tenias, también llamadas “lombrices solitarias”, las duelas del hígado, los virus y el bacilo de la tuberculosis, pero también hay un número considerable de plantas, hongos y microorganismos que viven a expensas de otro ser vivo en una relación de parasitismo.

Publicidad, continua debajo

Características

Aunque existe un gran número de especies de parásitos, algunas características que todas ellas comparten son:

  • Requieren un hospedador: al menos en una parte de su ciclo de vida, están obligados a nutrirse de un hospedador.
  • Relación de beneficio unidireccional: en la relación que establecen con el hospedador, sólo se beneficia el parásito.
  • Presentan modificación en las estructuras del cuerpo: producto de la coevolución con los hospedadores, es frecuente encontrar estructuras reducidas e incluso ausentes en los cuerpos de los parásitos.
  • Ciclos de vida complejos: a menudo los parásitos presentan varias fases en el ciclo de vida incluso en distintos hospedadores.
  • No letalidad: los parásitos no resultan letales para los hospedadores, en la mayoría de los casos.

Tipos

Los parásitos pueden ser clasificados de varias formas, las principales pueden ser según el sitio que ocupan en el hospedador y según su tamaño:

Según al sitio que ocupan

  • Endoparásitos: si la fase parasitaria del ciclo de vida ocurre dentro del hospedador. Por ejemplo, las tenias.
  • Ectoparásitos: si la fase parasitaria del ciclo de vida ocurre fuera del hospedador. Por ejemplo: las pulgas.

Según el tamaño

Microparásitos

se multiplican directamente dentro de sus hospedadores, de hecho frecuentemente lo hacen dentro de las células de los hospedadores. Este grupo está constituido por virus, bacterias, protozoos y hongos. Algunos ejemplos de ellos son:

  • Virus: HIV, influenza, coronavirus, sarampión, virus del tungro del arroz, virus del marchitamiento manchado del tomate,
  • Bacterias: Agrobacterium, Erwinia sp. Pseudomonas sp., etc.
  • Protozoos: Giardia lambia, Tripanosoma cruzi, Plasmodium etc.
  • Hongos: Plasmodiophora brassicae, Synchytrium endobioticum, etc.

Macroparásitos

Habitualmente crecen en el interior de sus hospedador, pero se multiplican produciendo fases infectivas que salen fuera del hospedador para infectar a otros hospedadores. Son a menudo intercelulares o viven en cavidades corporales, más que en el interior de las células del hospedador. Pueden ser de transmisión directa o indirecta Algunos ejemplos son:

  • Transmisión directa:
    • Monogenéticos: son gusanos planos ectoparásitos de peces, anfibios, reptiles, cetáceos y cefalópodos.
    • Nematodos: son gusanos intestinales que afectan principalmente a los seres humanos.
    • Piojos y pulgas: ambos ectoparásitos que afectan a aves y mamíferos, incluidos los seres humanos.
    • Hongos foliares: son ectoparásitos que afectan a las plantas.
    • Plantas de flor parásitas: existen básicamente dos tipos: aquellas que dependen en un cien por ciento de la planta hospedadora y aquellas que realizan fotosíntesis, pero su sistema radicular se encuentra inserto en la planta hospedadora.
  • Transmisión indirecta:
    • Tenias: Son parásitos intestinales de mamíferos, incluyendo al humano. Su fase parasitaria es en la adultez de la tenia.
    • Esquistosomas: son invertebrados que se alojan en el hígado de los humanos. Poseen ciclos de vida complejos con alternancia de fases parasitarias y de vida libre. Requieren de un segundo hospedador para cumplir su ciclo de vida, ese hospedador suele ser un invertebrado, por ejemplo cierta especie de caracol.
    • Hongos de la roya: daña tallos y hojas de diversas plantas. Tienen relevancia económica, ya que es muy frecuente la infección de cultivos de cereal.
Bibliografía:
  • Begon, M., Harper, J. L., & Townsend, C. R. (1999). Ecología: individuos, poblaciones y comunidades (No. 04; QH541, B43y 1999.). Barcelona: Ediciones Omega.
  • Damon, A., McGonegal, R., Tosto, P., & Ward, W. (2007). Higher level biology: developed specifically for the IB diploma. Harlow (Reino Unido): Pearson Education, 2007.
  • Guasch, J.M. (2009). 5000 Respuestas para Aprobar. Ed. Oceáno, Barcelona, España. Pp 50-59.
  • Kent, M. (2015). Advanced biology. Oxford University Press-Children.

Compartir:
Facebook Icon
Citar este artículo:

Al citar este artículo, reconoces la autoría original, previenes plagios y brindas a tus lectores la posibilidad de acceder a las fuentes originales para obtener más información o verificar datos.

Editorial Grudemi (2022). Parásitos. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/parasitos/). Última edición: marzo 2022. Consultado el 28 de mayo de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!
¡Enlace copiado a portapapeles!