Información del artículo

Tiempo estimado de lectura

8 minutos

Compartir

Facebook Icon

Citar el artículo

Marcelo Néstor Musa (2021). Revolución de Ayutla. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/revolucion-de-ayutla/). Última edición: agosto 2021. Consultado el 19 de junio de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!

Contenidos

Revolución de Ayutla

Movimiento insurgente iniciado en 1854 contra la dictadura de Antonio López de Santa Anna.

Tabla de contenidos:

¿Qué fue?

Publicidad

La revolución de Ayutla fue un movimiento insurgente originado en el Estado de Guerrero, en 1854. Fue protagonizado por dirigentes liberales disconformes con la dictadura del presidente mexicano Antonio López de Santa Anna.

Se inició con la proclamación del Plan de Ayutla, por parte de Florencio Villarreal, Juan Álvarez Hurtado e Ignacio Comonfort. En esta proclama, publicada el 1 de marzo de 1854, se desconoció a Santa Anna como presidente y se exigió que se convocara a un congreso constituyente.

El Plan de Ayutla recibió el apoyo de gran parte de los Estados Mexicanos, por lo que se inició una guerra civil entre partidarios y opositores a Santa Anna, que concluyó con la renuncia y la partida al exilio del dictador.

Contexto histórico

En 1821, el Virreinato de Nueva España se independizó del Imperio español y se constituyó el Primer Imperio Mexicano, bajo la monarquía constitucional del militar criollo Agustín de Iturbide.

El imperio duró solo dos años ya que en 1823 el general Santa Anna dio un golpe de Estado y proclamó la República. Al año siguiente, se sancionó una constitución federal, que reconoció la autonomía de los distintos Estados mexicanos.

En 1835, Santa Anna, que había sido elegido presidente en 1833, sustituyó la constitución federal de 1824 por una de tipo centralista que limitaba la autonomía de los Estados mexicanos. Esta medida fue resistida por varios gobiernos estaduales, y tuvo como una de sus consecuencias la proclamación de la Independencia de Texas, en 1836.

La secesión de Texas fue apoyada por los Estados Unidos, que la incorporó a su territorio en 1845. Esta anexión dio inició a la guerra con México, que finalizó con el triunfo de los Estados Unidos y la firma del Tratado de Guadalupe Hidalgo. Por este acuerdo, firmado en 1848, México perdió la mitad de su territorio.

Publicidad, continua debajo

Luego de la derrota, Santa Anna se exilió, pero en 1853 regresó y encabezó un nuevo gobierno con el apoyo de los conservadores. La manera autoritaria en que gobernó después de la muerte de su principal ministro, Lucas Alamán, impulsó a diversos sectores de opositores a pronunciarse en su contra. Pero Santa Anna no renunció y en 1853 se autoproclamó dictador perpetuo.

Esto impulsó el pronunciamiento de un grupo de dirigentes liberales del Estado de Guerrero, que se rebelaron para poner fin a la dictadura.

Desarrollo

Santa Anna intentó reprimir rápidamente la insurrección, para lo cual impuso reclutamientos obligatorios, reinstaló las alcabalas o aduanas interiores para aumentar el presupuesto de su gobierno y decretó la pena de muerte para quienes poseyeran un ejemplar del Plan de Ayutla.

Al frente de una fuerza de seis mil hombres, el dictador se dirigió a Acapulco, epicentro de la insurrección. Allí puso sitio a la fortaleza de San Diego, pero como no pudo derrotar a los insurgentes, regresó a la capital. En el camino de regreso, incendió haciendas y poblaciones que habían apoyado la rebelión.

A partir de entonces, el Plan de Ayutla fue aceptado en gran parte del  territorio nacional. Para contener la creciente rebeldía, el dictador decretó la confiscación de las propiedades de los insurgentes. También dispuso que los civiles que tuvieran en su poder armamento serían fusilados de inmediato.

Retrato de Ignacio Comonfort, uno de los líderes de la Revolución de Ayutla que puso fin a la dictadura de Santa Anna.

Retrato de Ignacio Comonfort, uno de los líderes de la Revolución de Ayutla que puso fin a la dictadura de Santa Anna.

La ofensiva del gobierno obligó a uno de los líderes rebeldes, Ignacio Comonfort, a marchar a los Estados Unidos para conseguir recursos financieros y pedir ayuda a los exiliados. Regresó en diciembre de 1854 y se dirigió a Michoacán, donde la revolución progresaba bajo el liderazgo del general José Santos Degollado.

La rebelión se extendió a varias regiones del territorio nacional, a la par que Santa Anna iba perdiendo el apoyo de los conservadores, que empezaron a pensar en la instauración de una monarquía como alternativa.

El 9 de agosto de 1855 las fuerzas rebeldes cercaron Ciudad de México. Sin apoyos, Santa Anna renunció a su cargo y abandonó el país.

Causas y consecuencias

Causas

Entre las causas de la Revolución de Ayutla se destacan las siguientes:

  • La manera autoritaria en que Santa Anna gobernaba el país, especialmente desde fines de 1853, cuando se proclamó dictador perpetuo y exigió que se lo llamara «Su Alteza Serenísima».
  • El malestar social por los actos de corrupción del dictador y sus colaboradores y los constantes aumentos de impuestos.
  • La venta a los Estados Unidos de 76.845 kilómetros cuadrados de la región conocida como La Mesilla, situada al sur de los actuales Estados de Arizona y Nuevo México. Esta compra, promovida por el general estadounidense James Gadsden en 1854, fue aceptada por Santa Anna, que utilizó en provecho propio gran parte de los 10 millones de dólares que los Estados Unidos pagaron al Gobierno mexicano.
  • La convicción de gran parte de la dirigencia política de que la única manera de sacar a México del atraso en el que se encontraba era derrocar a Santa Anna e implementar una serie de reformas basadas en la ideología liberal.

Consecuencias

Entre las consecuencias de la Revolución de Ayutla se destacan las siguientes:

  • La victoria de los rebeldes, liderados por Juan Álvarez y el general Santos Degollado.
  • El fin de la larga carrera política de Santa Anna, que se exilió en Cuba, desde donde pasó a los Estados Unidos, Colombia y las Islas Vírgenes.
  • La proclamación como presidente interino de Juan Álvarez, quien nombró en su gabinete a reconocidos liberales, entre ellos Benito Juárez, Melchor Ocampo y Miguel Lerdo de Tejada. Luego de su renuncia, en diciembre de 1855, fue sucedido por Ignacio Comonfort. Éste implementó una serie de reformas políticas y económicas que generaron el rechazo de los conservadores y que fueron el origen de la Guerra de Reforma.

Protagonistas

Retrato anónimo de Juan Álvarez Hurtado. Museo Nacional de Historia.

Retrato anónimo de Juan Álvarez Hurtado. Museo Nacional de Historia.

Entre los protagonistas de la Revolución de Ayutla se destacan los siguientes:

  • Juan Álvarez Hurtado (1790-1867): militar y político mexicano que luchó en las guerras de la Independencia. Sus contemporáneos lo llamaban La Pantera del Sur. De ideas liberales, en 1855 lideró la Revolución de Ayutla. Tras derrocar a Santa Anna, ocupó de manera interina la presidencia de la Nación. Murió en Acapulco a los 77 años.
  • Tomás Moreno (1800-1864): Militar y político mexicano. A los 18 años ingresó en las fuerzas virreinales como soldado del cuerpo realista de correos. En 1823 se adhirió al Plan de Casa Mata y combatió al Imperio de Iturbide. En 1853 ejerció como gobernador interino del Estado de Guerrero. En 1855 adhirió al Plan de Ayutla y luego de vencer a las fuerzas gubernamentales volvió a hacerse cargo de la gobernación de Guerrero.
  • Florencio Villarreal (1806-1869): político y militar mexicano, nacido en La Habana, Cuba, a principios del siglo XIX. En 1821, adhirió al Plan de Iguala y se integró al Ejército Trigarante. Apoyó luego la presidencia de Vicente Guerrero y más tarde la de Nicolás Bravo. El 1 de marzo de 1854 estampó su firma en el Plan de Ayutla, con el que dio comienzo la revolución contra Santa Anna. En 1862 fue nombrado gobernador del Estado de Colima.
  • José Nemesio Francisco Degollado (1811-1861): militar y político mexicano de familia independentista. Luego de adherir al Plan de Ayutla, derrotó a las fuerzas de Santa Anna y asumió la gobernación del Estado de Jalisco y posteriormente la de Michoacán. Se lo conoció con el apodo de Apóstol de las derrotas por la habilidad que tenía para reclutar nuevos ejércitos luego de sufrir reveses militares. En 1861 fue asesinado por una partida de fuerzas conservadoras.
  • José Ignacio Gregorio Comonfort (1812-1863): político y militar mexicano. En 1855 adhirió al Plan de Ayutla y obtuvo recursos en los Estados Unidos para luchar contra las fuerzas de Santa Anna. Luego del triunfo de los liberales y de la renuncia de Juan Álvarez, fue presidente de México, en calidad de interino, de 1855 a 1857, y constitucional, desde 1857 a 1858. En 1863 murió luchando contra fuerzas conservadoras, durante la Segunda Intervención Francesa.
Bibliografía:
  • De Velasco Hoyos, Carlos. Sin Cuartel. Lucha de liberales vs conservadores. Siglo XIX, México. México, Palibrio. 2014.
  • González Pedrero, Enrique. País de un solo hombre. El México de Santa Anna. México, Fondo de Cultura Económica. 2017.
  • Krauze, Enrique. Siglo de caudillos. Biografía política de México (1810-1910). Barcelona, Tusquets. 2014.
  • Lores Rangel, Juan José. Historia de México. México, Thomson Editores, 2002.

Compartir:
Facebook Icon
Acerca del autor:

Profesor en Enseñanza Media y Superior en Historia (Universidad de Buenos Aires). Autor, editor y coordinador de contenidos editoriales.

Citar este artículo:

Al citar este artículo, reconoces la autoría original, previenes plagios y brindas a tus lectores la posibilidad de acceder a las fuentes originales para obtener más información o verificar datos.

Marcelo Néstor Musa (2021). Revolución de Ayutla. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/revolucion-de-ayutla/). Última edición: agosto 2021. Consultado el 19 de junio de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!
¡Enlace copiado a portapapeles!