Información del artículo

Tiempo estimado de lectura

7 minutos

Compartir

Facebook Icon

Citar el artículo

Paola Maurizio (2023). Homero. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/homero/). Última edición: abril 2024. Consultado el 16 de abril de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!

Contenidos

Busto de mármol con la representación convencional de Homero. Copia romana de un original helenístico del siglo II a. C.

Homero

Poeta de la antigua Grecia.

7m
·
Tabla de contenidos:

¿Quién fue?

Publicidad

Homero es el nombre con que se conoce a un poeta de la antigua Grecia. Fue autor de la Ilíada y la Odisea, poemas épicos considerados las obras literarias más influyentes de la historia de Occidente.

De acuerdo con los autores antiguos, Homero era un rapsoda o aedo, un tipo de cantor o recitador de poemas que recorría las cortes cantando los versos, y era ciego. Pero no hay fuentes que confirmen ninguno de los datos que se mencionan sobre su vida.

La Ilíada y la Odisea

Los dos poemas en verso atribuidos desde la antigüedad a Homero son las obras más antiguas que se conservan de la literatura griega. Tuvieron una enorme popularidad en el mundo clásico y fueron la base de la educación de los jóvenes griegos y, más adelante, de los romanos. Ambos son la fuente que ha permitido conocer numerosos mitos protagonizados por los dioses griegos.

La Ilíada está compuesta por 15 mil versos que fueron organizados en 24 cantos alrededor del siglo III a. C. en la biblioteca de Alejandría.

El poema narra un episodio del décimo y último año de la Guerra de Troya conocido como “la cólera de Aquiles” y ocupa un espacio temporal de 51 días.

Se inicia cuando Agamenón, el jefe de los griegos que sitian la ciudad de Troya, obliga a Aquiles a entregarle a Briseida, una cautiva troyana. Entonces el héroe, ofendido y humillado, se niega a combatir y se retira de la batalla junto a sus mirmidones.

Como consecuencia, los griegos comienzan a perder la guerra, mientras los troyanos se acercan peligrosamente a las naves aqueas.

Publicidad, continua debajo

Frente a esta situación, Patroclo, el amigo más querido de Aquiles,le implora que le permita volver a la lucha usando sus armas para confundir a los enemigos. Aquiles lo autoriza y, a pesar de que en un primer momento la suerte vuelve a favorecer a los aqueos, Héctor, el hijo del rey troyano,se enfrenta a Patroclo y lo mata.

La muerte de su amigo provoca la furia heroica de Aquiles, quien enceguecido de dolor vuelve al campo de batalla, enfrenta a Héctor, lo mata, ata el cadáver a su carro y lo arrastra alrededor de las murallas de la ciudad durante siete días.

Finalmente, los dioses obligan a Aquiles a devolver el cadáver de Héctor a su padre. La obra termina con los funerales de Héctor y de Patroclo.

Los valores que transmitía la Ilíada a los jóvenes griegos eran el valor, el orgullo y el honor de los héroes, así como el deseo de dar la vida por la inmortalidad que da la gloria.

La Odisea es un poco más breve; tiene unos 12 mil versos también divididos en cantos posteriormente. Además, ambas obras se diferencian en la estructura. Mientras que en la Ilíada la narración es lineal, en la Odisea hay distintas secuencias temporales.

Este poema relata las desventuras de Odiseo, el rey de Ítaca, en su viaje de regreso a su tierra al finalizar la Guerra de Troya. El retorno de Odiseo dura diez años, pero el poema se centra en los últimos 40 días del viaje. Al mismo tiempo, se desarrollan otras dos tramas, una es la historia de Penélope, la esposa de Odiseo, acosada por los pretendientes que quieren obligarla a casarse nuevamente, y la otra es la de Telémaco, el hijo, que se ha transformado en adulto y debe proteger el patrimonio de su padre.

Las tres tramas confluyen al final cuando Odiseo llega a Ítaca, se reencuentra con su hijo y juntos derrotan a los pretendientes.

A diferencia de lo que sucede en la Ilíada, en la Odisea a los personajes no los mueve el deseo de gloria, sino el de vivir para regresar a su hogar.

La cuestión homérica

Busto de mármol con la representación convencional de Homero. Copia romana de un original helenístico del siglo II a. C.

Busto de mármol con la representación convencional de Homero. Copia romana de un original helenístico del siglo II a. C.

La falta de documentos que permitieran demostrar la existencia de Homero, así como las diferencias entre los dos poemas,provocaron discusiones sobre la autoría de la obra ya desde la antigüedad.

Los primeros análisis críticos de la Ilíada y la Odisea de los que existen registro se realizaron en la biblioteca de Alejandría (Egipto) alrededor de los siglos III y II a. C. Allí, un grupo de estudiosos a los que se llamó los corizontes, sostuvieron que los poemas habían sido escritos por diferentes personas.

Estas teorías, rechazadas durante la Edad Media y el Renacimiento, se retomaron durante los siglos XVIII y XIX en lo que se llamó “la cuestión homérica”.

Dentro de estas discusiones, hubo posturas extremas como la que sostuvieron los pensadores del Romanticismo, quienes proponían que Homero no había existido, sino que los poemas eran una obra colectiva surgidade la recopilación de distintos poemas y distintos autores populares a lo largo del tiempo y fijada por escrito en algún momento de la antigüedad.

En la actualidad se considera que existió un autor,al que se llama Homero por convención, que escribió por lo menos uno de los textos, aunque lo más probable es que haya escrito ambos ya que hay coherencia narrativa y una concepción unitaria de las historias. Es posible que los poemas pertenezcan a distintas etapas de la vida de un mismo autor.

El autor de los poemas homéricos

Con respecto a quién fue efectivamente Homero, no existen pruebas documentales que permitan trazar una biografía. A través de ciertos indicios se pueden realizar hipótesis sobre su lugar y época de nacimiento:

  • Las fechas: algunos estudiosos sostienen que Homero habría escrito la Ilíada y la Odisea en algún momento del siglo VIII a. C. a partir de un vaso cerámico encontrado en Ischia (Italia), datado en el 720 a. C. aproximadamente, que presenta unos versos que parecen extraídos de la Ilíada. Otros, ubican el momento de la escritura en el siglo VI a. C.
  • El lugar de origen: para hipotetizar sobre el lugar de origen del aeda, los investigadores analizaron el lenguaje empleado en los poemas. Este es un griego neutro, que combina modismos de distintas regiones del mundo helénico, sin embargo, predominan ciertos usos lingüísticos de Asia Menor, de la región de Esmirna y Quíos. Al mismo tiempo, en esa región existía una escuela de declamadores de poesía homérica que se llamaban a sí mismos “homéridas” y se consideraban descendientes del poeta. Por lo tanto, se considera que podría haber sido originario de esa región, aunque hay otras 12 ciudades griegas que se disputan ser la cuna de Homero.
Bibliografía:
  • Carlier, Pierre. Homero. Madrid, Akal, 2005.
  • Lesky, Albin, Historia de la literatura griega I. Madrid, Gredos, 2010.
  • Tobalina, Eva. “Homero, el cantor ciego. Historia, leyenda y literatura”. En: Raíces de Europa. Disponible en https://www.youtube.com/watch?v=9WRZiFdueE8.

Compartir:
Facebook Icon
Acerca del autor:

Licenciada en Gestión e Historia de las Artes, Editora. Autora y editora de contenidos educativos y de divulgación.

Citar este artículo:

Al citar este artículo, reconoces la autoría original, previenes plagios y brindas a tus lectores la posibilidad de acceder a las fuentes originales para obtener más información o verificar datos.

Paola Maurizio (2023). Homero. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/homero/). Última edición: abril 2024. Consultado el 16 de abril de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!
¡Enlace copiado a portapapeles!