Información del artículo

Tiempo estimado de lectura

10 minutos

Compartir

Facebook Icon

Citar el artículo

Paola Maurizio (2020). Arte griego. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/arte-griego/). Última edición: abril 2024. Consultado el 20 de julio de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!

Contenidos

Arte griego

Manifestaciones de las artes plásticas producidas en la Antigua Grecia.

10m
·
Tabla de contenidos:

¿Qué fue?

Publicidad

Se denomina arte griego al conjunto de manifestaciones de las artes plásticas producidas en la Antigua Grecia. Es un arte racional y realizado a la medida humana, pero buscando al mismo tiempo la representación de una belleza ideal que se concebía como un orden entre las cosas.

Las obras producidas por los griegos, especialmente las arquitectónicas y las escultóricas, por ser aquellas de las que se conservaron más ejemplos, ejercieron una influencia extraordinaria en la cultura occidental hasta el presente. Ciertas formas, incluso se expandieron hacia Oriente a partir de las conquistas de Alejandro Magno, y más tarde de la expansión romana, dando lugar al desarrollo de nuevos estilos artísticos, como el estilo greco-búdico o Gandhara en la India.

Representación imaginaria de la Acrópolis de Atenas, realizada por el artista alemán Leo von Klenze en 1846.

Representación imaginaria de la Acrópolis de Atenas, realizada por el artista alemán Leo von Klenze en 1846.

Las fuentes para conocer el arte griego son los propios restos que se han conservado, aunque deteriorados y dispersos; las copias realizadas por los romanos, que eran grandes admiradores del arte griego, y, finalmente, las obras literarias, filosóficas o tratadísticas escritas en la antigüedad, ya que la griega fue la primera cultura que percibió la especificidad de los objetos artísticos y escribió sobre ellos, aunque el alcance de los conceptos como arte y artista era diferente del que les damos en la actualidad.

En sus inicios, el arte griego recibió influencias de las civilizaciones minoica y micénica, y especialmente de Egipto y la Mesopotamia, pero pronto desarrolló características particulares bien diferenciadas.

Períodos

A partir de los cambios estilísticos en los objetos artísticos, se puede seguir una evolución del arte griego que, a lo largo de unos 3 siglos fue tendiendo a producir imágenes cada vez más naturalistas, es decir, más cercanas a la realidad.

En ese sentido, se establecieron varios períodos:

  • Alrededor del siglo VIII a. C. surgió un tipo de manifestación plástica propiamente griega del que se conservaron ejemplos en la cerámica, ya que no se conservan monumentos o piezas escultóricas de esa época. Las más antiguas pertenecen al llamado estilo geométrico. Las cerámicas estaban ornamentadas con formas geométricas y escenas realizadas con figuras esquemáticas y sintéticas. Con el tiempo, esas formas derivaron hacia otro estilo más descriptivo y orgánico que los estudiosos han llamado estilo orientalizante.
  • Entre finales del siglo VII a. C. y comienzos del V a. C. se desarrolló el período arcaico. Es ese momento aparecieron las primeras obras de arquitectura y escultura monumentales realizadas en piedra. La producción de cerámica decorada comenzó a exhibir escenas descriptivas de la mitología, la literatura y la vida cotidiana representadas con formas esquemáticas pero muy detalladas. También apareció durante este período un tipo de representación humana muy característica. Se trata de esculturas en piedra de hombres jóvenes desnudos (kouros) y de mujeres vestidas (koré). Estas estatuas tenían fines conmemorativos y sus formas, derivadas del arte egipcio, eran convencionales y algo rígidas. Además, durante el periodo arcaico, la manifestación arquitectónica por excelencia de la cultura griega, que es el templo, adquirió sus características particulares.
  • El período que va desde el 479 a. C. hasta el fin de la guerra del Peloponeso, en el 404 a. C., corresponde al momento en que el arte y la cultura griega llegaron a su máximo desarrollo y por eso se llama a esta etapa período clásico. Luego de una momento de transición, conocido como período severo, los artistas griegos lograron condensar en sus formas la concepción filosófica de la época. Esto significa que los artistas produjeron esculturas y edificios equilibrados, armónicos y serenos en los que pudieron plasmar su ideal de belleza filosófico. Las manifestaciones más acabadas del arte clásico griego se encuentran en Atenas, ya que se produjeron durante la reconstrucción de la ciudad y especialmente de la Acrópolis, luego de la destrucción ocasionada por las guerras médicas. Los templos levantados en la Acrópolis en este período, como el Partenón o el Erecteión, se consideran la cumbre tanto teórica como práctica del arte griego.
  • A partir de la conquista de Grecia por parte del rey Filipo de Macedonia, durante el siglo IV, las ciudades-griegas se disolvieron y se incorporaron al Imperio macedónico. Como consecuencia de la nueva situación de Grecia, así como del intercambio de influencias culturales entre los pueblos que integraban, primero el imperio y luego, los reinos macedónicos, cambió el gusto de la sociedad y los objetos artísticos pasaron a tener otras funciones. Surgió, por ejemplo, el coleccionismo de objetos artísticos que generó una demanda de piezas para disfrutarlas solo por su belleza o su curiosidad. Se inició así el período helenístico durante el cual se dejó de lado la búsqueda de una belleza idealizada y los artistas comenzaron a representar la individualidad, el carácter personal, lo novedoso y lo extraño. Con la expansión del Imperio, las formas griegas se adaptaron a los gustos orientales.

Características

Mas allá de las diferencias estilísticas de cada período, el arte griego tiene algunas características generales. Entre ellas, podemos mencionar las siguientes:

Publicidad, continua debajo
  • Es un arte antropocéntrico, es decir, gira en torno de lo humano, ya sea porque priorizó la representación de la figura humana o porque estableció relaciones formales entre los elementos, por ejemplo, en la arquitectura, que apelaban a ser comprendidos e interpretados a través de la razón humana.
  • Se buscó representar la figura humana de acuerdo con un ideal de belleza que respondía a una concepción intelectual y filosófica. Para ello se estableció un canon, es decir, una serie de relaciones entre las partes de las obras que aseguraban el equilibrio y la armonía.
  • Se comenzó a valorar la belleza de las obras de arte, más allá de su función conmemorativa, de homenaje o recordatoria. Esto favoreció la aparición de coleccionistas, críticos y filósofos que prestaron atención y escribieron sobre los objetos artísticos.
  • Aunque en la actualidad aparecen blancos por la erosión, tanto las esculturas como los templos estaban pintados para dar un aspecto naturalista a las formas humanas y a las narraciones representadas.

Arquitectura

Remates y capiteles de columnas griegas de orden dórico (A), jónico (B) y corintio (C).

Remates y capiteles de columnas griegas de orden dórico (A), jónico (B) y corintio (C).

La construcción característica de la arquitectura griega fue el templo. Este debía responder a ciertas reglas que aseguraban las adecuadas proporciones y la armonía de la obra. Así como existía un canon para la escultura, la arquitectura se regía por un módulo, es decir, cada parte estaba en una relación proporcional con las demás de acuerdo con un orden determinado.

Esos órdenes estaban pautados y fueron tres: el dórico, el jónico y el corintio, aunque suele considerarse a este último como una derivación del jónico desarrollada durante el período helenístico.

Los órdenes arquitectónicos griegos organizaban todos los elementos que componían el edificio, pero con el tiempo comenzaron a ser identificados por las columnas y su articulación con la techumbre. Para el período romano, las formas de cada orden ya eran solo un elemento estilístico, aunque se siguieron utilizando y más tarde fueron retomados durante el Renacimiento y, durante el neoclasicismo, y se emplean incluso en la actualidad.

Teatro griego de Taormina, en Sicilia. Muchos de estas construcciones, que han perdurado hasta el presente, se continúan utilizando para representaciones teatrales.

Teatro griego de Taormina, en Sicilia. Muchos de estas construcciones, que han perdurado hasta el presente, se continúan utilizando para representaciones teatrales.

Los griegos además inventaron un tipo de edificio destinado a las representaciones teatrales que fue el modelo de estas construcciones hasta el presente.

El teatro griego constaba de un escenario donde se interpretaban las obras, un espacio para el coro y asientos para los espectadores. Tenía forma semicircular y se aprovechaba la inclinación de las laderas de las montañas para instalar las gradas donde se ubicaba el público.

Escultura

Hermes con Dioniso niño, escultura de Praxíteles en la que se puede observar el típico contraposto griego.

Hermes con Dioniso niño, escultura de Praxíteles en la que se puede observar el típico contraposto griego.

Los griegos se destacaron en la producción tanto de esculturas exentas, como las estatuas, como de relieves narrativos con los que ornamentaron las superficies de los templos.

La escultura y el relieve tenían, en general, una función conmemorativa y de homenaje, se representaban dioses y héroes en mármol y bronce, de los que han perdurado muy pocos ejemplares. Gran parte de las piezas que han llegado al presente, no son propiamente griegas, sino copias tardías realizadas por los romanos que las coleccionaban.

Para conseguir el ideal de armonía y equilibrio sin que la escultura perdiera naturalidad, desarrollaron una postura llamada “contraposto”, el cual permite representar el cuerpo humano en un reposo dinámico. Esta postura consiste en presentar una pierna en tensión y la otra en descanso, mientras los brazos alternan la tensión y el reposo de las piernas. De este modo se inclina levemente la cadera en un sentido y la línea de los hombros en el sentido contrario. Las figuras en contraposto, como el Hermes con Dioniso niño de la imagen, aunque están quietas, tienen una naturalidad que las hace más humanas.

Pintura

Soldados bebiendo pintados sobre una crátera del finales del siglo V a. C.

Soldados bebiendo pintados sobre una crátera del finales del siglo V a. C.

No se ha conservado prácticamente nada de la pintura griega, pero se sabe de su existencia a través de relatos de la época que mencionan un tipo de representación muy realista y convincente.

En cambio, se han conservado representaciones plásticas bidimensionales en distintos tipos de piezas cerámicas de gran difusión en el Mediterráneo. La cerámica griega era consideradas magistral y su difusión se extendió a través de circuitos mercantiles incluso hasta el norte de Europa y hasta el Imperio persa.

Se destacan las representaciones de figuras rojas sobre fondo negro con narraciones mitológicas.

Artistas griegos

Entre algunos de los nombres de artistas griegos que han llegado hasta el presente, encontramos a:

  • Exequias: pintor y ceramista que trabajó aproximadamente entre el 550 a. C. y 525 a. C. en Atenas.
  • Eufronio: maestro ceramista que se destacó en las decoraciones de figuras rojas sobre fondo negro entre los siglos VI y V.
  • Mirón: escultor activo durante mediados del siglo V a. C.
  • Policleto: escultor del período clásico que vivió entre 480 y 420 a. C. Escribió un tratado de escultura llamado Canon que no se conserva.
  • Fidias: uno de los escultores más famosos del período clásico. Se ocupó del diseño y la ornamentación del Partenón.
  • Praxíteles: importante escultor activo durante el siglo IV a. C. Fue junto con Fidias uno de los escultores más celebrados. Acentuó la curva del contraposto para darle más gracia a las figuras.
  • Escopas: escultor de Paros activo durante el siglo IV a. C. Se caracterizó por la expresividad de sus figuras.
  • Lisipo: artista tardío del período clásico que, según se dice, fue el favorito de Alejandro Magno.
Bibliografía:
  • Gombrich, E. H. Historia del arte. Londres, Phaidon Press Limited. 2008.
  • Janson, H. W. Historia general del arte. 1. El mundo antiguo. Madrid, Alianza forma. 1995.
  • Woodford, Susan. Introducción a la Historia del Arte. Grecia y Roma. Barcelona, Gustavo Gilli. 1985.

Compartir:
Facebook Icon
Acerca del autor:

Licenciada en Gestión e Historia de las Artes, Editora. Autora y editora de contenidos educativos y de divulgación.

Citar este artículo:

Al citar este artículo, reconoces la autoría original, previenes plagios y brindas a tus lectores la posibilidad de acceder a las fuentes originales para obtener más información o verificar datos.

Paola Maurizio (2020). Arte griego. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/arte-griego/). Última edición: abril 2024. Consultado el 20 de julio de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!
¡Enlace copiado a portapapeles!